TARTA DE QUESO – NataliaVmm
GALLETAS DE AVENA
junio 23, 2020

TARTA DE QUESO

Ingredientes

  • para la base:
  • 250 gr de galletas
  • 70gr de mantequilla (temperatura ambiente)
  • para el relleno:
  • 500 gr. de queso light
  • 150gr de azúcar
  • 0.5 l de leche
  • 20 gr de gelatina (2 sobres en polvo)
  • para la cobertura:
  • fresas o mermelada
  • gelatina 1/2 sobre

Cómo hacer tarta de queso
Para elaborar la base de la tarta necesitamos solo dos ingredientes: las galletas y la mantequilla.

Las galletas trituramos con un molinillo, si no lo tenéis, las machacamos con un pequeño mazo hasta obtener un polvo de galleta.

Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y la mezclamos con la galleta en polvo hasta conseguir la textura de la arena mojada.

La masa de galleta ponemos en un molde desmontable. La apisonamos bien con una cucharada o con el fondo del vaso. Para la tarta de queso fría hay que formar una base sólida de un grosor de 1 centímetro. El molde introducimos en el frigorífico mientras hacemos el relleno.

Se puede encontrar muchas recetas de tarta de queso donde se emplea la nata. Sin dudas, con nata la tarta queda muy rica, pero engorda mucho. Por lo tanto, el relleno siempre hago con leche, y debo decir que nadie ha sospechado nada.

Ponemos el queso en un vaso grande.
Vertemos allí una taza de leche fría.

Queso mezclamos con leche.

Ponemos 20 gr. de gelatina en un cazo. Vertemos otra taza de leche. Removemos todo para evitar los grumos. Agregamos el azúcar junto con el azúcar. Sin dejar de remover, ponemos el cazo a fuego lento. Cuando se disuelve toda la gelatina, apartamos del fuego.

Removiendo el contenido de vaso grande, echamos poco a poco la gelatina. Batimos un minuto para que el relleno de queso quede más esponjoso. Una vez listo, lo vertemos sobre la base de galletas. Procuramos que la superficie quede sin montañas. El molde con nuestra tarta de queso lo metemos en la nevera para 3-4 horas para que se solidifique.

Mientras tanto preparamos la cobertura. Como cobertura se puede usar una mermelada normal de fresas, frambuesas, frutos rojos, arándanos, etc. o también se puede usar un almíbar de fresas o de otra fruta.

Mezclamos en un cazo la gelatina y almíbar de fresas (1 vaso), ponemos a fuego lento hasta que se disuelva la gelatina.

Vertemos la cobertura, procurando que la superficie quede lisa. Otra vez introducimos la tarta en el frigorífico para que se solidifique la cobertura.

Cuando la tarta de queso de esté sólida quitamos la parte lateral del molde. ¡Nuestro pastel de queso ya está listo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *